De las mondas al billete


21 Julio 2016



La pasión por las monedas de Gilberto Izcoa Medina comenzó a sus 5 años. Esta afición lo llevó a reconstruir la historia de los billetes en Honduras.

Aunque Izcoa Medina no es maestro de historia dedicó su tiempo libre como informático a escribir el libro “Billetes Bancarios de Honduras” presentado en el XIII Congreso Centroamericano de Historia.

En la Mesa de Historia de los Procesos Económicos indicó que “antes eran sólo monedas”  y explicó el proceso por el que pasó el sistema bancario en Honduras desde su inicio.  

Los primeros billetes emitidos estuvieron bajo la responsabilidad de Aguan Navigation Improvement Company, Trujillo, Colón, Honduras en 1886.

Ese mismo año inició el Banco de Centroamérica con un capital de 150,000 monedas de plata, sus fundadores fueron Santos Soto, Cipriano Velásquez e Ignacio Agurcia.

El Banco Nacional es el segundo en su género. Surge en 1888 con capital de origen minero. Este tuvo la iniciativa de imprimir el rostro de un presidente en los billetes.   

En 1889 se fusionan los dos bancos antes mencionados y surge el Banco de Honduras con un capital de 400,000 pesos de oro. La asociación de estos bancos solo duró 25 años.

Con este banco nacen los famosos billetes “Cabeza de Toro” que actualmente en subasta se cotizan entre 1,000 y 5,000 dólares.

En 1912, nace el Banco Atlántida en La Ceiba con  500.000 pesos oro como capital. Sus fundadores fueron:Carmelo D`antoni, Familia Rius Rivera y la Familia Vaccaro.

El Banco Atlántida  fue la última institución bancaria en acuñar  pesos (monedas) e imprimir billetes.  

Izcoa Medina finalizó su presentación hablando del Primer Banco de Tegucigalpa llamado “Banco del Comercio” que surgió en 1913. Fueron sus fundadores Ernest Lazarus, Benjamin Douglas Gilbert y Enriqueta de Lazarus.

Este banco fue el pionero en imprimir  un prócer en un billete, esta fue la estatua de Francisco Morazán, que se encuentra en el parque central en el centro de la capital hondureña Tegucigalpa.   

Categorías